Foto Antoni Pascual Pique

"No es preciso escribir un solo poema para vivir poéticamente. No tenemos el deber
de escribir versos, pero sí de vivir la vida como un poema, de convertir la propia vida
en belleza
."

Antoni Pascual Piqué (Barcelona ,1941-Sant Celoni ,2001) cultivó el ensayo, la biografía, la traducción y la fotografía. Dedicó gran parte de su actividad a cursos y conferencias sobre los autores en cuya vida y obra se podía encontrar inspiración para el difícil arte de vivir.

Fue autor de “retratos biográficos”: Rainer M. Rilke, Antonio Machado, Oscar Wilde, Víctor Hugo, Joan Maragall, Màrius Torres..., poetas a los que presentó como transmisores “de sabiduría (que es más que ciencia), de crecimiento (que es más que el progreso técnico) y del canto y la alegría (que son más que la expansión económica )”, en palabras suyas.

La búsqueda de la identidad profunda del ser humano, más allá del ego, del yo superficial, fue una de las claves de su investigación, tarea que abordó -y en ello radica posiblemente su originalidad-  en el territorio de la creación artística. Lo explicaba así:

 El arte nos brinda un medio para conectar con nuestras emociones y sentimientos profundos, con lo inconsciente energético, feliz y sanador. En este caso, el artista auténticamente creador, que proviene de este fondo informe y que le da forma, sonido o color, es un “ángel”, un enviado , un símbolo unificador, un portador de la propia felicidad que nos permite experimentarla. De ahí el amor y el agradecimiento que suscita. Es el auténtico mediador, pontífice y sacerdote ,de esa verdadera y única religión: la que religa al hombre consigo mismo y con la realidad. Una religión de belleza y hermosura. No moralista, pero sumamente exigente, experimentable y feliz.